12 julio, 2009

Valoración

Ser un escritor profesional conlleva una labor de autovaloración muy importante. Escribir es una habilidad difícilmente convertible en modo de trabajo y por ello debe haber cientos de personas que no se sienten tan valoradas como correspondería.

Un libro no es un nombre, ni es una cifra... es arte. Pero parece ser que el escritor cuya obra se convierte en superventas tiene ya garantizado que su próximo libro será otro superventas, aunque esta vez pueda no serlo realmente. ¿Es que en vez del libro en sí, es valorado aquello relacionado con un nombre de algún escritor famoso y unas elevadas cifras de ventas? Qué le importará a un escritor ser conocido. Desde luego me gustaría vivir de mis escritos, pero no a costa de mi nombre (que ego hay que tener para pensar que se puede vivir del propio nombre). Hay personas que comprarían un Picasso porque le han dicho que es un Picasso, otros comprarían un Picasso porque saben que es un Picasso; estos son capaces de ver más allá del nombre. Los primeros, en cambio probablemente tendrían más posibilidades de ser estafados.

¿Y ocurriendo esto, cómo analiza un escritor ser el creador de un superventas? ¿A qué le da valor? ¿Qué escoge para sentirse valorado? ¿Necesita sentirse valorado un escritor, con independencia de ser conocido o no?

Para mí el valor de algo se mide por la felicidad que ofrece. Y creo que todos estaremos de acuerdo en que, aunque el escritor disfrute sabiendo que su libro es un superventas y que el lector disfruta con ese libro, infinitamente más disfruta el escritor creándolo.
Esa felicidad a ratos, ratos en los que escribimos, son como los retazos de un pincel en un cuadro. Y no se a vosotros, pero para mí no llega el éxtasis cuando finalizo el escrito, sino en los muy efímeros momentos en los que un idea pasa y la coges al vuelo y la anotas, o logras desarrollarla en la mente y disfrutar unos segundos más de una auténtica visión; de una fugaz chispa de la explosión de feliz inspiración que nos ilumina a todos.

¿Necesitáis sentiros valorados?, pues seguid escribiendo, porque no hay nada más valorado que la felicidad.

5 comentarios:

Belén dijo...

Me alegra ver que has vuelto.

Belén dijo...

En cuanto puedas, pásate por El Paladín de la Reina. Tengo un premio para tí.
Besos

Laura dijo...

¡Hola!

Soy Laura, una autora novel con su primera obra publicada. Pasaba por aquí para saludar, buscando compañeros de aventuras y desventuras.

¡Un beso!

Velkar dijo...

Es que no puedo imaginar todo eso de que hablas, pero estoy seguro de que sería maravilloso saber que hay tantísimas personas que disfrutan con aquello que tanto he disfrutado yo escribiendo. Evidentemente, si pudiera vivir de ello, mejor que mejor.

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Bello blog.

Un abrazo.