11 febrero, 2009

La guerra, el mundo y yo

¿El sufrimiento es inevitable? Sí, pienso yo. ¿Y las guerras que lo causan? Para mí ninguna guerra tiene justificación; son totalmente evitables. Pero si no nos comportamos como humanos y volvemos a convertirnos en los crueles animales que éramos en el pasado, lo evitable, a pesar de serlo, pasará a ser irremediable; nuestra historia lo ha demostrado.

En libros de fantasía es realmente fácil encontrar alguna batalla o gran guerra en la que el bien y el mal chocan y combaten con gran frenesí; y también muy cruelmente. Pues no hay guerra que no genere muerte a su paso.

Y, para nuestra suerte, ¿por qué las guerras de la cruel realidad no se convierten en fantasía literaria? Creo que es debido a que no sabemos nada de la guerra. No la vemos a diario; no la oímos a diario; no la sentimos a diario… No a nuestro lado.

Somos el mundo, amigos y amigas. Puede haber muchos jefes y gobernantes en el mundo, pero el pueblo, las gentes de la calle, somos mayoría.

LA GUERRA PUEDE MATAR A MUCHOS,
PERO TODOS UNIDOS PODEMOS MATAR A LA GUERRA.

Cesen ya las guerras, cesen de una vez los llantos, cese de una maldita vez el sufrimiento, cesen por siempre jamás las muertes de inocentes… Abuelos, padres, madres, niños y niñas… bebes…

Muerte e infinito fin para las guerras.
Paz y futuro para las familias, las personas, los animales, la Tierra… Paz para la vida.

Yo, tú y todos, como individuos autosuficientes e inteligentes, somos los responsables de establecer la paz eterna que merecen este castigado mundo y la historia del ser humano en él.

EL CAMBIO COMIENZA EN UNO MISMO,
PUES NO ES EL MUNDO EL QUE CAMBIA, NOSOTROS LO HACEMOS.

2 comentarios:

Martikka dijo...

"Barro, sangre y mierda. Eso era la guerra, eso era todo, Santo Dios. Eso era todo."
— Arturo Pérez-Reverte.

Muchas veces, cuando he visto alguna película de guerra, cuando veo los conflictos en televisión, pienso en lo absurdo que me parece. Absurda guerra y absurdo mundo.
El tiempo que se nos da en la tierra no debería estar empleado para sufrir, ni organizar guerras.

John Anthony dijo...

Siento no contestar, es que casi no tengo tiempo para nada.

Las películas no le doy tanta importancia, pues es como en las batallas de los libros, todo ficción. Pero cuando veo que las batallas y guerras también están en el mundo real es cuando me preocupo y digo: "Vivir para ver morir; absurdo"


Gracias por comentar.
Chao.