22 mayo, 2008

08 - ¿Concurso = desmoralización?

¿Es la vida de un escritor novel, una serie de concursos literarios?
Supongo que recibiría una respuesta negativa.

¿Por qué me pregunto esto? Porque tras presentarme a más de un concurso y perder, me he quedado un poco abatido y desanimado.
Lo cierto es que a los concursos que me he presentado, lo he hecho siempre casi en fecha límite y con el relato recién salido del horno que es mi cabeza. Esto último es algo que no me ha servido para bien, porque tras leer más detenidamente he encontrado fallos y palabras sobrantes.

Muchos escritores empiezan su carrera presentándose a concursos literarios en los que no habitualmente son finalistas o reciben una mención especial. Pero entonces llega el día en el que se gana un premio: lo importante es que al fin tu trabajo recibe reconocimiento, además de una pequeña inyección económica (esto es lo que más suele agradar a los familiares).

Creo que todo empieza poco a poco, aunque desde los primeros instantes siempre desearemos que la obra más importante que tenemos entre manos sea la que este en librerías, o mejor aún, que no estén en ellas porque se ha agotado la edición.

Se escriben cientos de frases, palabras y notas que al pasar el tiempo van tomando un cuerpo y forma más extensa. Pero no hay que olvidar que los relatos, a pesar de poder tener pocas líneas, pueden contar mucho más. Parece más complicado escribir un gran libro, pero ¿no es más complejo y fructífero para el alma, escribir y agrupar en corto espacio una historia
?

2 comentarios:

John Anthony dijo...

Podeis escribir y leer en el FORO

baoyim dijo...

No debes desmoralizarte por perder un concurso. Hay algunos que incluso son imposibles de ganar. La vida a veces es bastante fustrante pero siempre habrá gente que reconocerá tu trabajo. Tal vez no hayas dado con las personas indicadas, pero nunca hay que perder la esperanza.