26 octubre, 2008

En el principio...

La página en blanco es difícil de superar, y más cuando es la primera vez que uno se enfrenta a ella.

Deberíamos encontrar las palabras ideales para describir lo que por la mente se nos pasa a modo de película o palabras sin orden específico, pero además se tiene la tremenda responsabilidad de crear un umbral, una entrada, que arrastre a quien contemple las primeras palabras de algo muy grande para uno mismo.

El primer párrafo, frase o palabra debería apartar al lector del mundo para internarlo en ese otro formado literalmente.

En esa primera vez en la que quieres contar con ansias cientos de cosas, deberían de ser muy cuidadosamente elegidas las palabras. Sabemos qué deseamos contar o decir, sólo tenemos que pensar un poco, plateárnoslo, y revestir las palabras de fuerza y vida.

Principio y final son terriblemente importantes, pues lo primero debe atraer y atrapar, y lo segundo debe dejar un buen sabor que sea la chispa del boca a boca. Obviamente entre ambos está lo más extenso de la obra, y no hay que darle menor importancia, pero un final no adecuado, o simplemente malo, puede arruinarlo todo.

La introducción debería de contener los ingredientes a cocinar. Como un pequeño resumen de la obra; la esencia. En definitiva, no hay reglas, normas o directrices, pero sí consejos.

1 comentario:

Javier dijo...

Es cierto,un comienzo bueno es algo muy importante en cualquier libro;hay libros que dejé de leer porque el principio era aburrido,o carecía de sentido o simplemente no atrapaba;más tarde les di otra oportunidad y resultaron ser libros increíbles...pero si no les hubiera dado una segunda oportunidad,habrían quedado en el olvido para mi.

Hay gente que seguro se cansará antes (o más tarde) que yo,y muy pocos le dan segundas oportuidades a un libro;
por eso encontrar una manera ingeniosa de enganchar al lector hasta que quede sumergido en la trama y no pueda escapara me parece algo primordial;a mi entender,es mucho más difícil empezar un libro que acabarlo,tanto para leer como para escribir supongo.

Muy buena tu última frase y muy cierta también

Cuídate,espero que te vayan bien las cosas

BDC