25 octubre, 2007

03 - Páginas blancas, que dejan en blanco

Ya me había hecho la pregunta vital que me llevaría a escribir:
« ¿Por qué no escribo un libro que contenga unas aventuras a mi medida? »

Después de pensar que realmente podría escribir un libro, cogí unos cuantos folios, un bolígrafo y comencé a pensar títulos para el libro, nombres para los personajes, los personajes en sí mismos y los territorios de fantasía. Unos minutos después de aquella explosión de datos, tras estar yo totalmente decidido con la idea de escribir un libro, me coloqué frente al ordenador, me acomodé en la silla, me acerqué el teclado y permanecí frente a una página en blanco del editor de textos bastante tiempo. Y aunque no escribía nada, en mi mente aparecían cientos de ideas de cómo empezar el libro.

En ese momento me percaté de algo: todo lo que había pensado acerca del libro era como un resumen. Tenía cientos de ideas, pero no sabía cómo unirlas, ni tampoco que escribir para llegar a ellas. Entonces busqué varios libros, y observé como empezaban (no me sirvió de nada). Comprendí que cada libro es único, y no vale de nada sacar información de otro que no sea de uno mismo, pues entonces dejaría de ser un libro propio. Claro que se pueden coger ideas o temas de otros libros, pero no escribir lo mismo simplemente cambiando los nombres. Sería algo absurdo y vergonzoso.


Después de tanto pensar, decidí comenzar de la siguiente manera:
«No había amanecido aún, cuando...»

Podría parecer que es simple y tosco, pero me ayudó a comenzar el libro. A los pocos minutos ya había escrito varias páginas y aún podría haber escrito más de no ser porque la hora de almorzar había llegado. Guardé el archivo del libro en el ordenador, y luego lo oculté para que nadie lo leyera (es algo que no soporto, pese a que se supone que debo hacer todo lo contrario).

Ese día almorcé como nunca lo había hecho. Estaba alegre, e incluso hubiera saltado de emoción. Mientras comía no dejaba de pensar e idear lo que escribiría luego.-Tras terminar ese alegre almuerzo, fui deprisa frente al ordenador y, al abrir el archivo del libro... De nuevo, me quedé en blanco.

1 comentario:

John Anthony dijo...

Preguntad y Recomendad
en el
FORO