12 marzo, 2008

07 - ¿Cómo afrontar la duda familiar?

Creo que a todo escritor le llega el instante de vida en el que quienes caminan a su alrededor le preguntan:
¿Eres escritor o vago?
O le dicen:
Ser escritor tiene que estar bien: todo el día sentado, escribiendo, y sin tener que hacer tareas de esfuerzo. Mas que escritor, yo diría que eres un vago muy listo.

Ese tipo de comentarios destruyen poco a poco la mente. Después de escuchar algo así, uno se pone a pensar y a replantearse si lo que esta haciendo es el rumbo correcto para el futuro, o si valdrá de algo escribir. A mi personalmente no me ha llegado esa situación (no del todo).

Unos meses después de expresar a mis familiares, las fuerzas que me da la escritura y las ganas que tenia de seguir haciéndolo, pensé que me apoyarían, al menos, de un modo sencillo. Eso pareció suceder al principio, pero meses después descubrí que no era así del todo.
Al escuchar un poco de uno y de otro descubrí que veían bien que escribiera pero que debía dar prioridad a otras cosas antes que a la escritura. Lo veían como una especie de pasatiempo o entretenimiento, creo yo.

En fin, yo les dije:
Dejadme terminar mi libro, y ver que ocurre al presentarlo al mundo editorial. Si no consigo alcanzar mi meta como escritor, volveré a hacer todo aquello que se supone, debo hacer.
Ellos aceptaron de manera no muy clara, pero al menos podía escribir con tranquilidad en mi mente.
En mi interior creo que si me hubieran negado seguir escribiendo, lo hubiera hecho igualmente.
Es la primera vez en mi vida que tengo un sueño; un sueño que puede tener final feliz.

2 comentarios:

John Anthony dijo...

Preguntad y Recomendad
en el
FORO

Lynnsinhill dijo...

¿Has leído Martin Eden, de Jack London? Si no, hazlo y verás cómo te identificas.